Entre tantas recetas de flan, encontramos un flan al horno exiquisito

Flan casero al horno

Para los amantes del exquisito flan casero al horno, se dará a continuación una receta muy simple y que deja mucho por decir en cuanto a los flanes que se compran en los supermercados en cajitas y tienen casi nada de sabor. No es que éstos sean feos, pero realmente no se lo puede comparar con la preparación de un flan casero que sale estupendo. Se trata de una receta que muy raramente falla, y se logra un flan con mucho sabor gracias a la nata. Claro que si se desea hacerlo algo más ligero y suave, se le puede echar medio litro de leche en lugar de la leche más la nata, y esto no significa que sea menos apetitoso.

Ingredientes a comprar:

  • 4 huevos
  • 100 grs. de azúcar ( se le puede agregar azúcar avainillado para dar más aroma)
  • 250 CC. de leche
  • 250 CC. de nata
  • Caramelo líquido.

Preparación

El primer paso es calentar el horno y llevarlo de a poco a unos 180ºC – 200ºC. En tanto el horno toma temperatura, se hierve la leche con la nata y el azúcar. Por otro lado, se baten con mucha energía los huevos hasta lograr que queden bien espumosos.

Cuando la leche hierve, se la echa de a poco en el bol de los huevos sin dejar de batir en ningún momento. Una vez que está todo bien batido, se vierten todos los ingredientes en un molde o budinera, a la cual previamente se la ha puesto al fuego con azúcar y agua para acaramelarla.

A continuación, se llena con agua caliente un recipiente o asadera que entre cómodamente en el horno, y arriba se coloca la budinera. El nivel del agua de la asadera tiene que ser aproximadamente el mismo que el de la mezcla.

Se coloca todo en el horno, y se deja cocer a baño maría por 45 minutos. Si durante la cocción el flan se dora demasiado en la parte superior, se lo puede tapar con papel aluminio para que así no se queme.

Cuando el flan ya se encuentra cuajado, (hecho que se comprobará hundiendo un palillo o cuchillo el cual si sale limpio es porque el flan ya está cocinado), se lo saca del horno y se lo deja a temperatura ambiente hasta que se enfríe.

Una vez frio, ya se lo puede colocar en la heladera para que tome consistencia y se enfríe. Con los ingredientes que lleva este flan, la textura del mismo resulta muy suave y agradable.

Si se desea dar un toque extra de sabor, se recomienda agregar una cucharadita de esencia de vainilla.

Para algunas variaciones en este flan y cambiar los sabores, se puede si se gusta agregar 3 cucharaditas de café instantáneo, y si lo queremos con gusto a chocolate entonces se deberá agregar 3 barritas de chocolate disueltas en leche.

Ya se tiene entonces el flan listo para comer como postre luego de las comidas, acompañándolo con dulce de leche, crema chantilly o crema con frutillas.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*