Tentadores buñuelos mexicanos diferentes a los buñuelos tradicionales

Buñuelos mexicanos

En esta oportunidad, y continuando con los exquisitos sabores mexicanos, vamos a aprender a elaborar un tentadores buñuelos diferentes a los tradicionales, y que no sólo podemos comer como en México en ocasión de la Navidad, sino que son ideales para la merienda o cuando recibimos alguna visita. Luego enseñaremos además con qué tipo de té acompañarlo. ¡Manos a la obra!

 Ingredientes: (16-18 unidades)

  • 2 tazas de azúcar
  • 6 huevos
  • ½ de harina
  • 1 cucharada de polvo para hornear
  • 1 pizca de sal
  • 250 grs. de manteca vegetal ( si es de puerco mejor)
  • 5 hojas de tomatillo
  • ½ litro de aceite vegetal o extra
  • 4 tazas de agua
  • Pasas a gusto

Preparación:

En principio, debemos hervir las hojas de tomatillo en abundante agua y aguardar hasta que hiervan. Luego, las colamos y las dejamos enfriar. En tanto en un bol grande vertimos los huevos, el azúcar, y se comienza a batir hasta lograr una mezcla viene espesa, una mezcla que tome un color bien amarillo. A continuación, agregamos 1 taza de aceite y continuamos mezclando. Por otro lado, y en otro recipiente  colocamos la harina con el polvo de hornear y la sal y comenzamos a batir, vertiendo de a poco la mezcla de los huevos y el azúcar. También podemos mezclar la harina con el azúcar y la manteca hasta formar una masa bien consistente, agregando de a poco el agua de los tomatillos. La masa debe quedar elástica. Cuando ya hemos formado un buen bollo lo dejamos reposa por aproximadamente media hora. Pasado este tiempo, colocamos el bollo sobre una superficie enharinada, colocamos harina en nuestras manos y comenzamos a formar los bollos de los buñuelos. También podemos amasar el bollo y formar círculos de alrededor de 12 cm de diámetro. Los dejamos reposar en un papel encerado durante unos 30 minutos. Mientras  aguardamos, mezclamos azúcar y canela en un bol y lo dejamos a un lado  para utilizar a la hora de espolvorear los buñuelos. Cuando ya pasaron los 30 minutos, tomamos los bollos o círculos y los acomodamos en una charola, tratando de que quede suficiente espacio entre uno y otro.  Colocamos a freír a fuego mediano con abundante aceite y las vanos dando vuelta para que se cocinen bien de ambos lados. A medida que las vamos retirando del fuego, los escurrimos, y los colocamos sobre un papel absorbente para que no quede resto de aceite. Cuando todavía están calientes las espolvoreamos con la mezcla del azúcar y la canela. Y ya tenemos nuestros exquisitos buñuelos para degustar calientes o tibios. ¿No es rápido y fácil?

No olviden duplicar la cantidad de ingredientes si desean preparar más buñuelos, pues éstos se pueden comer luego si sobran.

Y lo ideal para acompañar estos buñuelos, sobre todo si los comemos a la hora de la merienda es preparar el típico té mexicano llamado la damiana, un té que además de ser exquisito, es muy bueno para el organismo. La damiana es ideal para incluir en nuestra dieta y beber muy frecuentemente con bocadillos de este tipo. Lo pueden conseguir en cualquier tipo de tienda dietética.

¡Buen provecho!


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*